Atlético se quedó con las manos vacías.

Foto: Ariel Heideggen.