Un plantel de U$S 6,7 millones puede poner en jaque a uno de 44

Atlético jugó un partidazo y mereció ganarle a San Lorenzo.

(30/09/2016) POR DIARIO LA NACIÓN El fútbol mueve millones. Desde lo popular, en función de las masas, de los hinchas que son capaces de hacer cualquier locura para acompañar a su equipo a todas partes. Desde lo económico, lo que refiere al poder para elegir los mejores refuerzos y armar los planteles más competitivos. Y allí es donde siempre los grandes tendrán ventaja sobre los más chicos. ¿A qué viene esta introducción? Es que el partido que se jugó ayer en el Nuevo Gasómetro fue el claro ejemplo de cómo las jerarquías individuales logran imponerse muchas veces a los merecimientos globales, a la suma de todas las partes. El triunfo de San Lorenzo 2-1 ante Atlético de Rafaela se puede empezar a justificar por la categoría de unos y otros. Según la página transfermarkt.es, una web especializada en la cotización de los jugadores, el plantel de los 6,7 millones de dólares puso en jaque al de los 44 millones de dólares. Rafaela lo complicó, lo presionó, pero... a la hora de definir en las áreas, falló mucho. Y San Lorenzo, con un par de aciertos, le alcanzó para volver a tomar el envión en el torneo de primera división.

Atlético de Rafaela jugó mejor colectivamente que San Lorenzo. No sólo tuvo una mayor posesión que el local (54 % vs. 46 %), sino que además generó más situaciones de riesgo (12 vs. 4) y más remates al arco rival (20 vs. 4). Si en lugar de perder 2-1 hubiera ganado 3-2, ningún hincha de San Lorenzo que estuvo en el estadio se hubiera sorprendido, claro, en función del rendimiento de uno y otro equipo. Pero el fútbol, así como logra equiparar, también marca diferencias. Porque los méritos del equipo dirigido por Juan Manuel Llop fueron desarticulados por la jerarquía individual de los futbolistas del Ciclón: un golazo de Fernando Belluschi, a los 15 segundos de juego, desde afuera del área; un gol de futsal de Blandi a los 25 minutos (para hacerle honor al fútbol argentino campeón del mundo), con una gran jugada colectiva y precisión quirúrgica de quienes elaboraron (apertura de Belluschi para Mas) y quienes resolvieron: asistencia de Mas para el toque a la red del N° 9.

¿En donde se notó también la diferencia de jerarquía? De los 20 remates de Rafaela, sólo uno fue en dirección al arco de Torrico (Colombo, al travesaño). Por eso el arquero casi no tuvo un trabajo específico, más allá de mostrarse seguro en salir a cortar un par de centros. De los 4 de San Lorenzo, dos fueron gol.

En el último mercado de pases, los dirigidos por Diego Aguirre sumaron a Coloccini, Tino Costa, Bergessio y Corujo, refuerzos cotizados en 12,2 millones de dólares. Rafaela sumó refuerzos cotizados en US$ 5.000.000, pero todos llegaron a préstamo o libres. Así y todo, ayer Fernando Luna (un rebelde de muy buena pegada y que maneja tan bien el perfil zurdo como el diestro) y Gabriel Guadiño (volante externo ofensivo que ingresó por el lesionado Medaglia) se las arreglaron para jugar casi tan bien como Belluschi, aunque no fueron los suficientemente desequilibrantes en el resultado. El primero llegó como refuerzo de Tristán Suárez; el segundo de Libertad (Sunchales), que jugaba en el torneo Federal.

Belluschi fue la figura ayer por lo que resolvió en esos primeros 25 minutos. Así, confirmó su muy buen presente y el de Blandi, ese que le posibilita a San Lorenzo mantenerse activo en los tres frentes: la Copa Argentina, la Sudamericana y el torneo local.

Llop, DT de Rafaela, le dijo a LA NACION: "Jugando así vamos a ganar más partidos de los que vamos a perder. Merecimos ganar, pero la jerarquía de los jugadores de San Lorenzo definió el partido, eso hizo la diferencia. La pegada de Belluschi, la jugada del segundo gol..."

Dejá tu comentario sobre la noticia:

Ver noticias anteriores