FECHA 28º: ATLÉTICO DE RAFAELA 1 - GODOY CRUZ 4

Godoy Cruz profundizó la debacle futbolística con una goleada por 4 a 1

Leonardo Godoy intenta recuperar la pelota ante Nahuel Zárate.
Gabriel Graciani nuevamente jugó un partido muy pobre y su continuidad en el club ya es insostenible.

(19/10/2015) SÍNTESIS VER GALERÍA DE 44 FOTOS Atlético sufrió una nueva derrota como local y de esta manera profundiza su nefasto presente futbolístico, donde la escasez de puntos conseguidos en el actual torneo preocupan de gran manera de cara a los promedios para el año próximo. El equipo de Astrada jugó por momentos bien en el primer tiempo y pudo dominar al rival, pero en el segundo tiempo el rendiemiento físico y futbolístico cayó abismalmente y sufrió una goleada que pudo haber sido más abultada.

Abrió el marador Walter Serrano a los 18 minutos del primer tiempo, pero a los 34 de esa misma etapa Juan Garro puso el 1 a 1 para la visita. En el inicio del complemento Godoy Cruz liquidó el partido con dos goles muy rápido, a los 3 minutos nuevamente Juan Garro apareció para poner en venaja al Tomba y dos minutos más tarde Leandro Fernández puso el 3 a 1 que sería irremontable para un equipo que se cae en los segundos tiempos notablemente, la falta de entrenamiento físico y futbolístico se evidencia en el campo de juego. Cuando se jugaban los 37 minutos Fabricio Angeleri puso el 4 a 1 definitivo para redondear la goleada a fabor de Godoy Cruz.

El ciclo de Leonardo Astrada en Atlético está totalmente agotado y con las últimas derrotas se confirma que no seguirá en el 2016, se convirtió en el técnico más perdedor de la historia de Atlético en el fútbol profesional. Debería renunciar ya y no hacerse echar como hizo Roberto Sensini, que con tal de cobrar una abultada indemnización no aceptó renuciar. Eso es por traer técnico foráneos que lo único que hacen es llenarse los bolsillos y traer jugadores que dirigieron en otros clubes.

También tiene la dirigencia gran parte de responsabilidad de este pésimo momento futbolístico, que debería llamar a la unidad para entre todos sacar el equipo adelante, porque el club está por encima de las personas.

Los partidos comienzan a ganarse mucho antes de jugarse, pero este año la política de incorporación de refuerzos fue un fracaso rotundo, se invirtió mal y los resultados están a la vista de todos.

Dejá tu comentario sobre la noticia:

Ver noticias anteriores