FECHA 4º: QUILMES 3 - ATLÉTICO DE RAFAELA 3

La ley del ex

(04/03/2013) Hola! Yo soy uno, y quiero compartir las sensaciones que me dejó el último partido de la crema...

Me divierte mucho escuchar frases que no tienen ningún sentido y que a menudo se escuchan en relación al fóbal, del orden de "el orden de los factores no altera el producto" o "la materia es impenetrable". Del mismo tenor son "técnico que debuta gana" y la famosa "ley de ex". Y esa ley nos quitó no sólo dos puntos (seis en la tabla de las últimas tres temporadas) sino que nos privó de una alegría difícil de mesurar.

Pensaba yo 19 fechas atrás, que con ese gol de Dis---que provino de una de las tantas cagadas que se mando y se sigue mandando de nuestro calvo volante central---en tiempo de descuento ya se habían terminado de cobrar ese 3 a 3 del año 98, con el que con gol del Ale Castro dejamos los afuera del reducido en pleno Centenario. Pero no, parece que todavía debemos cuotas.

Es cierto que ni nosotros nos creíamos que íbamos ganando 2 a 0 cuando esa rosca del Yimi superó a Trípodi. Ni sabíamos si gritar el gol o no. Ni que hablar del gol del debutante Domínguez. Desde la tribuna que estaba atrás del Gulle vimos un centro, un tumulto en el área y recién cuando los de celeste y blanco se abrazaron y el liniman no levantó la banderola, nos dedicamos a gritar con las pocas fuerzas que nos quedaban en las gargantas el grito tan esperado. Fueron treinta segundos de gloria. Es que entre que cantamos el gol más tarde porque no se veía un carajo y el centro buscapié que Cauteruccio mandó atroden, solamente pasó esa cantidad de segundos. Treinta segundos de felicidad que no se puede explicar, que era impensada cuando terminó el primer tiempo. Felicidad que se empezó a derrumbar con esa definición con cara externa.

Y que se terminó de derrumbar, casi de forma esperable, con ese lateral innecesario. No sé si había tanto ruido en la cancha como para que Eluchans no oiga lo que todos le gritamos: "dejála que se va!". Además ya se comió un gol de Argentinos por querer dejarla irse en lugar de sacarla, así que ya lo quemamos como corresponde. Capaz que yo también habría hecho lo mismo. Resumen: lateral aparentemente inofensivo a los 41 del ST que termina con un gol en contra de un ex-Quilmes, pasando la maldita pelota al lado de la pierna de Sara con una tolerancia a la décima de milímetro.

El párrafo aparte ya ni ganas me da de repetirlo. No hay que ser Merlín para saber que un viernes a las 18hs la autopista Buenos Aires-La Plata está hasta las pelotas, y vas a tardar media horita más de lo esperado. La cuenta es sencilla: si la barra llega a los 30 del PT en todos los partidos, hay que salir esa cantidad de tiempo antes de lo que estamos acostumbrados y cuando sale el equipo por lo menos tenemos algunos trapos y un par de bombos para hacer barullo.

Queridos cremosos, una vez más se viene un partido clave. Una vez más, van a salir a la superficie las cucarachas de la ciudad que viven del trabajo de los demás. Una vez más vamos a llenarnos las gargantas de aliento para que los muchachos pongan lo que hay que poner así, no una vez más sino nunca más me voy llorando como un salame después de un partido con Boca.


Un saludo para toda la banda cremosa
uno

Dejá tu comentario sobre el texto:

Ver textos anteriores