FECHA 15º: ATLÉTICO DE RAFAELA 0 - RIVER PLATE 0

Embocala si podés

Oscar Carniello y Carlos Luna atentos a la pelota.

(15/11/2012) Hola! Yo soy uno, y quiero compartir las sensaciones que me dejó el último partido de la crema...

Debido a compromisos contraídos con anterioridad con los que en realidad intento disfrazar mi declarada pobrediablura, no pude hacerme presente en el Monumental el pasado Miércoles. Peor aún, no estaba en mi estadio de backup que configuré en el living de mi departamento, sino que tuve que jugar bien de visitante en una pegostiosa habitación de hotel mirando por televisión lo que pasaba en mi querido Barrio Alberdi. Les vuelvo a repetir conceptos: se sufre mucho más a través de la caja boba que saltando en la tribuna de calle Víctor Manuel.

Ya con los nervios un poco más calmos, me siento a escribir lo que me dejó el partido. Y la verdad es que me dejó bien poco. Porque lo que vi fue a mis jugadores--a nuestros jugadores--cagados en las patas sólo porque los de enfrente tenían una camiseta famosa. Y si bien somos malos, no me parece que los jugadores de River sean muy superiores a nosotros. Tuve que ver errores en las salidas, en las entregas, en las gambetas, en confiarse en que no había nadie atrás, en los centros, en las marcas, en los corners en contra, etcétera, que no son propios de un profesional. Si yo en mi laburo me equivoco no una sino varias veces en cosas básicas como nos equivocamos anoche, me echan al carajo más rápido que ligero. Pero bueno, por suerte por un lado recuperamos al Guille ganapuntos que salva partidos y por otro River da pena y no pudo embocarla. 

El párrafo aparte de hoy es para los mucho más pobres diablos que yo que viviendo en Rafaela van a la tribuna de calle Urquiza. Se los voy a poner simple, porque parece que no se entiende el por qué de un enojo perfectamente justificado: ustedes son unos canallas que como no pueden lograr por sus propios medios sus metas, se cagan en el laburo de aquellos que con su capacidad, esfuerzo, dedicación e inteligencia trabajaron y siguen trabajando para lograr lo que Atlético logró y continúa logrando. Por si no se dieron cuenta, el fóbal se trata de ver quién es el que, con los recursos que puede conseguir, contrata a tipos--jugadores, cuerpo técnico, managers, etc--que hacen que la pelota pase la mayor cantidad de veces por debajo de tres caños soldados a noventa grados. Para eso se necesita inteligencia, capacidad, trabajo y viveza por un lado para conseguir los recursos y por otro para saber a quien contratar. Y, queridos paisanos que en su vida fueron a la cancha de River, ustedes que son unos verdaderos pobres diablos, que no tienen ni la viveza, ni la inteligencia, ni la capacidad para lograr nada porque son verdaderos pobres diablos, ustedes se cagan en el laburo, en la capacidad y en la inteligencia de todos nosotros. Por eso, a esos que andan con la camiseta de River, de Boca o de aquel club que de turno venga a jugar con Atlético--el que está en primera gracias a todos nosotros--los mando a la recalcada concha de sus respectivas madres y hermanas. Ustedes son una lacra que se aprovecha de nosotros porque no tienen ni la capacidad ni la inteligencia ni siquiera los hüevos para ir a Buenos Aires. Mi único consuelo es que van a seguir siendo, como hasta ahora, unos tristes con un nivel de pobrediablura que supera en varios órdenes de magnitud la mía, que consiste en no poder ir a la cancha un miércoles porque tengo que laburar. Chancho, le da de comer, etc., así que cuando yo sea presidente de Atlético las entradas visitantes se venden en la sede del club visitante, como en todos lados. Si hay un hincha de River en Rafaela, seguramente tendrá algún amigo que viva en Buenos Aires y que gentilmente le traiga la entrada al pobre diablo del interior.

Estimados cremosos, el sábado tenemos que ir a la cancha a alentar a la crema para traernos los tres puntos que tanto necesitamos y merecemos. No importa que la cancha de San Lorenzo esté frente a una villa que da miedo siquiera verla por Google Maps. Sea en bondi, en auto o en el premetro, ahí tenemos que estar. Cantando con orgullo que "esta campaña volveremos a estar contigo" cuando veamos los colores celeste y blanco salir por la manga. Llenémonos los ojos de lágrimas, el pecho de orgullo y la boca de aliento, que la crema es de primera y de primera no se va.

Un saludo para toda la banda cremosa
uno



Dejá tu comentario sobre el texto:

Ver textos anteriores