FECHA 6º: ALL BOYS 2 - ATLÉTICO DE RAFAELA 1

Acá y en la China

(20/03/2013) Hola! Yo soy uno, y quiero compartir las sensaciones que me dejó el último partido de la crema...

Fue un penalazo, Vigliano! Acá y en la China! Pero bueno, no podemos depender del árbitro para sumar puntos. Es cierto que si este partido lo jugábamos hace exactamente dos años, lo ganábamos tranquilos, incluso arrancando 0-2. Fede González no sólo hubiese metido la última del primer tiempo---donde no me explico que pasó---sino que habría pateado desde cualquier lugar, y la pelota después de pegar en el palo iría al gol---como en aquel partido en Isidro Casanova contra Brown donde ganamos 1-0 con palo-gol de Fede de zurda en la única ocasión que tuvimos y aguantando el resto de los 90 minutos---en lugar de inexplicablemente pegar en los dos palos y salir. Alguno de los quinientos centros que tiramos hubiese terminado en la cabeza de Carignano y adentro. Algún mano a mano habría generado el flaco Castro. Incluso, si me apurás, te diría que hubiese estado el Chipi en su época de Apertura 2011, el partido del lunes lo ganábamos.

Pero andamos en época de mala suerte. O mejor dicho, volvimos a la época de siempre. A la de las semifinales con Quilmes, la de las promociones y hasta incluso a la de un octogonal en el 2002 que All Boys nos deja afuera ganándonos en Floresta y empatando en Alberdi. Así que o volvemos a esperar la poco probable noticia de que Francisco nos acomode un poco con la suerte y la próxima de Grazzini pegue en el palo y entre---más o menos como estábamos acomodados la temporada que el Yagui salió goleador de la B---o nos ponemos a laburar cada uno en lo que le toca.

A algunos les tocará entrenar mejor durante la semana, a otros les tocará elegir qué entrenar y qué no, y a otros les tocará pensar. Porque recuerden, el fóbal se trata de ver quién es más inteligente para primero conseguir recursos y despues, con esos recursos, conseguir que once tipos la emboquen más que otros once que contrataron otros tipos. Y si contratás a uno para que la emboque, una cosa inteligente es poner en el contrato algunas condiciones como límites de peso para cobrar los montos establecidos. Sino en lugar de contratarlo para que la emboque lo terminás contratando para que se dedique a comer asado a la estaca y a tomar vino en damajuana. Unos entrenan, otros deciden qué es lo que tienen que entrenar los primeros y otros tienen que pensar cómo enderezar a los primeros y a los segundos.

Párrafo aparte para la comisión directiva de All Boys. Relato de viernes por la noche:

-- Buenas noches. Las entradas en la mano, por favor.
-- No tenemos entradas, las vamos a comprar acá.
-- No se venden entradas del lado visitante, tienen que ir a comprarlas del lado local.
-- ¿Me vas a mandar a comprar la entrada con todos los de All Boys?
-- Acá no se venden entradas.

La única vez que me pasó algo similar fue en el partido contra Rosario Central en el 2003, aunque ahí fue pero porque había como diez ventanillas para comprar entradas, de las cuales nueve eran para los locales y una para los visitantes. Así que estábamos haciendo la cola al lado de los de Central, cada uno con su camiseta. Pero bueno, por suerte hacía frío el lunes así que tenía un camperón con el cual pude tapar la camiseta, pero tuve que fumarme el nada divertido hecho de ir al lado local, ponerme a hacer la cola en una ventanilla que a los diez minutos me dí cuenta de que era sólo para socios, hacer la cola en otro lado, tener que contestar preguntas del orden de "¿acá es para sacar la entrada?" sin poder decir "mirá flaco, no tengo idea, yo soy de Rafaela", perder veinte minutos en todo el trajín y caminar cuatro cuadras de ida y cuatro de vuelta hasta el acceso visitante. Y, a modo de frutilla del mismo, me cobraron $80 la general por un "bono contribución" que se les ocurrió vender a la comisión directiva con motivo de los festejos por los putos 100 años de un club de barrio porteño y la cajeta de la madre que los parió.

Bueno, tenemos seis puntos en seis jugados. Nos falta sacar veinticuatro en trece. Para que tengan una idea, a Quilmes le falta solamente veinte. Pero es cierto que a Independiente le falta treinta y seis. En cualquier caso, tenemos que ganar todo lo que podamos, especialmente el partido que viene. Llenemos la cancha y alentemos con el corazón, no como los pibes esos que terminaron puteando a Eluchans---que para colmo fue el que mejor jugó. Si te dan ganas de putear a Vera, hacelo pero en el aire. Eso de encarar a los jugadores y reprocharles sus condiciones o su actitud no tiene ningún sentido. Vayamos el domingo a la cancha, ganémosle a los tatengues y tiremos todos para el mismo lado.


Un saludo para toda la banda cremosa
uno

Dejá tu comentario sobre el texto:

Ver textos anteriores