POR EL MUNDO...

Alejandro y Ariel en las ruinas de Pikillacta, Perú.